Programa hidrológico internacional

Programa Hidrológico Internacional

El Programa hidrológico internacional, dio prioridad a la educación y la formación.

Así, entre 1975 y 1980 se formaron casi 1500 especialistas en ciencias hidrológicas y entre 1981 y 1983, otros 600.

Dejó de ser meramente teórica, esta especialización hizo hincapié en las aplicaciones prácticas de los conocimientos científicos y en la administración racional del agua.

Un aspecto notable del Programa hidrológico internacional es su carácter abierto y participatorio.

Miles de personas se han incorporado voluntariamente a las obras de beneficio colectivo.

Así, por ejemplo, los campesinos de Tailandia construyeron en poco tiempo 1.500 depósitos de uralita o fibrocemento para almacenar el agua de los ríos.

Esta experiencia se repitió en África, abarcando Benin, Ghana, Liberia, Senegal, Sierra Leona, Congo, Zambia y Burkina Faso.

  • En Kenia y Bostwana se construyeron represas para almacenar el agua de los ríos.
  • En Argelia y Túnez se realizó un estudio de las aguas subterráneas del Sahara Septentrional.
  • En Sudán se creó una estación de investigaciones hidráulicas.
  • En Nigeria se inauguró un curso de ingeniería hidráulica.

En esos países africanos se difundió ampliamente una publicación con un repertorio de los actuales sistemas y métodos hidráulicos rurales y los ejemplos más económicos y prometedores.

También en América Latina se trató de dar nueva vida a las zonas rurales, combinando las formas tradicionales con las modernas en sistemas viables y bien adaptados.

Se fomentaron los programas nacionales de Educación y Formación, utilizando todos los medios de comunicación:

  • radio,
  • video,
  • cine,
  • impresos, etcétera.

Así, movilizando los recursos científicos del planeta en una campaña que asume carácter internacional, se han hecho formidables progresos para resolver las carencias del agua y agilizar el proceso de desarrollo económico y social.

Las obras de ingeniería hidráulica suelen alterar las condiciones naturales de los ríos y afectar a las especies que tienen su hábitat en ellos.

Las Investigaciones del Programa hidrológico internacional

Las investigaciones señalaron que:

  1. 2.000 millones de personas en todo el mundo, o sea, casi la mitad de la población mundial, en ese momento.
  2. Carecían de agua potable en cantidad suficiente, problema grave en los ámbitos rurales, donde el 70% de la población padece de escasez de agua y el 87% no cuenta con servicios higiénicos.
  3. La Organización Mundial de la Salud calculó que el 80% de las enfermedades que afectan a la población terrestre se relacionan directamente con el agua.
  4. Por ejemplo,400 millones de personas sufrían de gastroenteritis, 200 de esquistosomiasis y 30 de oncogénosis, enfermedades en cuya transmisión interviene el agua.
  5. Se señaló asimismo que, si todas las familias pudieran disponer de agua potable, el índice mundial de mortalidad infantil se reduciría a la mitad.

Como se señala en un informe de la UNESCO elaborado por el biólogo David Spurgeon, quienes sufren de una u otra enfermedad están incapacitados para trabajar eficazmente.

Pero aún quienes gozan de buena salud pierden a menudo muchísimo tiempo en procurarse cotidianamente el agua indispensable.

Por ejemplo, las mujeres de una aldea de Burkina Faso caminan dos o tres horas al día hasta llegar a un río en el que recogen 25 litros del precioso líquido, que transportan en cántaros sobre su cabeza.

En muchos países el agua es vendida y los habitantes de los barrios pobres deben gastar el 10% de lo que ganan, al adquirirla para uso doméstico.

La paradoja es que esas poblaciones sin agua potable pueden sufrir los efectos de inundaciones devastadoras.

El Programa Hidrológico Internacional intentó ayudar a los pueblos que parecen esos flagelos a encontrar soluciones a los problemas concretos del agua.

Las Naciones Unidas respaldaron a la UNESCO y designaron el período 1981 a 1990, Decenio Internacional del Agua Potable y el Saneamiento Ambiental.

Tratamientos Usuales del Agua
La potabilización del agua destinada al consumo de la población demanda diversos tratamientos. Los más usuales son los siguientes:

*Cloración. Consiste en la aplicación de cloro para potabilizar el agua al inactivar sus bacterias. Es una operación sencilla y de bajo costo operativo, pero una dosificación incorrecta puede ser peligrosa y existe cierto riesgo de formación de compuestos cancerígenos.

* Decantación. Es un sistema de carácter primario, basado en elementales leyes físicas para separar los sólidos del agua. Su desventaja es la lentitud de procedimiento y la proliferación de algas.

* Filtración con arena y grava. Su acción se basa en la retención de sólidos en suspensión. Su rendimiento es óptimo para grandes volúmenes de agua, con gran concentración de sólidos.

* Filtración con tierras diatomeas. En este caso se emplean elementos silíceos para retener sólidos pequeños. Combinado con la ozonización, este sistema ha demostrado ser útil para retener algas y materias orgánicas.

* Inactivación. Consiste en convertir en inocuas las sustancias indeseables del agua y permitir a ciertas formas orgánicas alimentarse de las sustancias inactivadas.

* Retención. Separa las sustancias mediante un elemento filtrante. Su efectividad es relativa porque las bacterias retenidas contaminan el elemento.

* Desmineralización. Su acción es integral, ya  que elimina los minerales presentes. Sin embargo, exige ciertos cuidados cuando se usa soda cáustica y diversos ácidos, elementos altamente degradantes.

* Intercambio. Este recurso sustituye ciertos elementos por otros, mediante un proceso iónico. Su efectividad decrece cuando actúan aguas muy contaminadas.

* Precipitación. Este método convierte en sustancias insolubles aquellas que están disueltas, mediante el agregado de ciertos compuesto químicos. Un ejemplo clásico es el hierro disuelto en el agua; agregando algún oxidante fuerte, como el permanganato, se convierte en ión férrico insoluble que se deposita en el fondo de los tanques.

* Ozonización. Se utiliza en la desinfección de tanques y cañerías, eliminando la materia orgánica con mucha rapidez y sin dejar ningún elemento químico en el agua.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.