los peces y su hábitat

Los Peces y su Hábitat

Muchos peces son eurihalinos, es decir, capaces de tolerar amplias variaciones de la presión osmótica del ambiente y del régimen de salinidad, mientras que otros son estenohalinos, incapaces de soportar dichos cambios.

Se dice que las aguas son Homohalinas cuando la salinidad es uniforme.

La temperatura del mar se halla relacionado con la salinidad y constituye un carácter muy importante para la diversificación de las faunas marinas.

El agua de superficie, al absorber y difundir calor solar, presenta diferencias zonales muy acentuadas;

Desde las superficies intertropicales, que llegan a 28° o 29° C, hasta las superficies polares, donde el aire de contacto con el agua es de temperatura inferior a 1,5° C.

El hecho importante es que estas diferencias se van atenuando rápidamente hacia la profundidad a partir de la superficie de discontinuidad o termoclima de 1000 metros;

Como promedio rige una homotecia que puede fijarse entre 2° y 1,5° centígrados.

En ciertos mares interiores que comunican con el océano por pasos estrechos y poco profundo ( Mediterráneo, mares de Malasia o de la Sonda) la homeotermia parece establecerse sobre la temperatura de las aguas más profundas comunicantes con el océano.

Por ejemplo, en todo el Mediterráneo la temperatura es permanente al nivel de 12°C o 13°C que es la del fondo a la entrada del estrecho de Gibraltar ( 350 metros).

Estas diferencias de temperatura según la profundidad, unidas a la diferencia de otros factores, determinan una sucesión de faunas diversas en sentido vertical.

Las corrientes de todas clases, transportando los animales y sus gérmenes a grandes distancias, contribuyen a la dispersión de las formas marinas.

Las corrientes son los movimientos generales de los mares y se realizan en superficie y profundidad.

Están determinadas por el deshielo de grandes masas flotantes ( témpano o icebergs) de los mares circumpolares, que derivan hacia las latitudes cálidas.

Todas estas aguas frías son arrastradas en su curso por los vientos del Oeste, los cuales imprimen direcciones en deriva hacia el Ecuador.

La vida en el mar, como en Tierra Firme, depende de las plantas y de su facultad de producir alimentos, a partir de las sustancias inorgánicas, por medio de la fotosíntesis.

Para este proceso es necesaria la luz y este es otro factor que debe tenerse en cuenta al considerar los hábitats marinos.

La profundidad hasta donde penetra la luz depende de la cantidad de partículas presentes en el agua, pero en el mar abierto puede detectarse la luz débil hasta una profundidad de unos 600 metros.

Más abajo reina la oscuridad total del “mar profundo”.

los peces y su hábitatLas aguas fluviales y marinas constituyen el hábitat de miles de especies ictícolas perfectamente adaptadas a su medio acuático.

vegetales marinos

Las plantas quedan limitadas a los primeros 100 metros, donde hay luz suficiente para la fotosíntesis.

Las algas marinas que crecen fijas al sustrato de la plataforma continental se extienden hasta unos 30 metros de profundidad, pues las aguas costeras son normalmente demasiado turbias para permitir que la luz penetre más profundamente.

Estas algas desempeñan un papel relativamente modesto, en comparación con el de las plantas microscópicas flotantes del plancton ( fitoplancton).

Las aguas superficiales del mar contienen una enorme población de estas diminutas plantas que sirven de alimento a toda una multitud de animales microscópicos, alevines, crustáceos, moluscos, protozoos, y medusas.

Este plancton animal ( zoo- plancton) es devorado, a su vez, por animales mayores que integran las cadenas alimentarias del mar.

Cuando éstos mueren, sus restos caen al fondo, donde proporcionan comida abundante a los animales que allí habitan, cuyo conjunto recibe el nombre de bentos, los cuales, por su parte, gusanos, moluscos, erizos de mar, etcétera, forman el régimen alimentario de los peces de ese fondo.

El número de animales que lo habitan disminuye normalmente con la profundidad, dado que caen menos restos desde la superficie.

En efecto, los organismos muertos son comidos o se descomponen antes de alcanzar el fondo.

Los animales característicos del mar profundo empiezan a aparecer a partir de los 450 metros.

Entre ellos se encuentran peces de formas extrañas, calamares, crustáceos del tipo de los camarones, etcétera.

Muchos poseen órganos productores de luz, que les son útiles en estas aguas profundas y oscuras.

Los peces son, con frecuencia, feroces carnívoros.

Algunos están provistos de bocas enormes y han sido calificados por eso de “ trampas flotantes de peces”.

Aunque estos animales del mar profundo tengan interés, su importancia comercial es muy pequeña.

La mayoría de los peces viven en las capas superiores y poco profundas del agua, donde los alimentos son abundantes.

La distribución de los peces depende, en última instancia, de la distribución del plancton.

En las regiones tropicales, las aguas superficiales calientes no se mezclan con el agua profunda, más fría.

Esto quiere decir que las materias que caen al fondo no se reemplazan.

En estas regiones no existen cantidades tan grandes de plancton como las zonas templadas más frescas y por lo tanto los peces son menos abundantes.

El material alimenticio producido por los organismos en descomposición que caen al fondo es recogido por las corrientes profundas del océano.

Cuando estas corrientes se acercan a los declives continentales o a los mares polares, ascienden, aportando una enorme cantidad de alimentos a la superficie.

De esta manera, se produce una gran proliferación de plancton y aparecen importantes regiones pesqueras.

Los bancos de pesca de Islandia tienen su origen en el encuentro de la cálida corriente del Golfo de México con la fría del este de Groenlandia.

Esta última se une a causa de su mayor densidad, forzando a que asciendan las ricas aguas de la corriente del Golfo.

En las zonas poco profundas, como el mar del Norte, hay una mezcla continua del agua y del material alimenticio arrastrados por los ríos.

La abundancia de plancton y bentos hace que el mar del Norte constituya una región pesquera muy valiosa.

los peces más comunes

El arenque es un pez pelágico muy importante y el abadejo es seguramente el pez demerso de mayor interés comercial del mar del Norte.

El adjetivo demerso se usa para calificar a los peces que viven en el fondo del mar o en sus cercanías, por oposición a los peces pelágicos, tales como el arenque y el atún, que nadan en las capas superiores del mar abierto.

Una hembra de abadejo adulta puede poner más de 2 millones de huevos en una sola temporada.

Los huevos flotan en el plancton y gran número de ellos, así como de crías resultan devoradas.

Las crías se alimentan de plantas y animales planctónicos durante 2 o 3 meses y a continuación ( cuando tienen unos 3 centímetros de largo), descienden al fondo y alcanzan la madurez en unos 5 años.

Por entonces, el abadejo llega a tener unos 60 cm de largo.

Los adultos se alimentan, principalmente de otros peces.

Muy parecido al abadejo es el eglefino, otro importante pez comercial.

Tiene costumbres parecidas, pero vive, alimentándose de moluscos y gusanos del fondo, así como de erizos de mar.

La merluza es otro pez emparentado con ellos, pero que vive en aguas algo más profundas, cerca del borde de la plataforma continental.

Se alimenta principalmente de peces y de calamares.

Estos últimos abundan en el mar abierto, aproximadamente a esa profundidad y deben desempeñar un papel importante en la economía del mar.

Los calamares pequeños se alimentan de peces y de crustáceos, y a su vez, son capturados por peces mayores, como por ejemplo, el atún y la merluza.

Los grandes calamares, algunos de los cuales llegan hasta las grandes profundidades, se alimentan principalmente de peces.

Ellos mismos constituyen la presa de algunos cetáceos provistos de dientes, como el cachalote.

Uno de los tipos más importantes de los demersos es el de los peces planos, como la platija, el rodaballo, el lenguado y el gallo, entre otros.

Este género de peces es de hechura aplastada totalmente y yacen de lado en su lecho marino.

Los tres primeros,del izquierdo y del derecho el último.

El curso vital de los peces planos es muy interesante, dado que van adquiriendo los caracteres de su forma durante el crecimiento.

los hábitos de la platija

La platija es un pez valioso del mar del Norte y se pesca en grandes cantidades.

Al igual que otros peces muy importantes, pone los huevos de manera que queden flotando.

Las crías comienzan su vida como peces de forma normal, alimentándose de plancton durante unas pocas semanas.

Al cabo de un mes, su cráneo empieza a crecer desigualmente, haciendo que el ojo izquierdo se desplace hacia el lado derecho.

Entonces, el pez que por esa época tiene 6 u 8 semanas de edad, desciende al fondo, donde permanece yaciendo sobre su lado izquierdo.

La parte superior, o sea la derecha, se colorea y puede experimentar cambios de tonalidad para parecerse al fondo, ya sea éste arena, grava o cualquier otro material.

La platija se hace adulta en 4 o 5 años e incluso antes, si abunda el alimento.

Los adultos se nutren de gusanos y moluscos, nadan sirviéndose de lentos movimientos ondulantes el cuerpo, de la cabeza a la cola.

La platija, como otros muchos peces, pone sus huevos, preferentemente, en zonas determinadas, a las cuales emigran los peces antes del desove.

Los huevos flotantes y las crías son arrastrados por las corrientes, y cuando están en condiciones de descender al fondo se encuentran en una región apropiada, abastecida de buenos alimentos.

En el caso de la platija del mar del Norte, los sitios de cría se encuentran frente a las costas de Holanda y Dinamarca.

Desde aquí, los peces en crecimiento penetran en el mar y después se vuelven hacia el Canal de la Mancha, antes del desove.

Y las corrientes arrastran, otra vez, a los jóvenes hasta los lugares de cría.

Sólo en Inglaterra, todos los años se desembarcan 750,000 toneladas de peces demersos. Para poder mantener un número tan enorme de peces, el plancton debe ser, naturalmente, un alimento muy abundante y nutritivo.

Esto parece muy claro cuando se considera que los seres de mayor tamaño que existen, las ballenas, se alimentan exclusivamente de plancton.

Si el hombre pudiese usar el plancton directamente como alimento, a la vez que indirectamente a través de los peces, se daría un paso muy importante para resolver los problemas de alimentación del mundo.

Los peces y su hábitat, como el los peces y su hábitatEl salmón, pez teleósteo de gran tamaño, realiza migraciones nadando contra la corriente. Nacido en agua dulce, pasa al medio Marino, donde tiene lugar su crecimiento y regresa después al río natal para reproducirse. Como el sitio de desove está situado aguas arriba, el pez llega a remontar las cascadas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.