los lagos

Los Lagos

Principales Lagos del Mundo
NOMBRE  Superficie en km²  Profundidad Máxima en Mtrs
Mar Caspio
Superior 
Victoria
Mar de Aral
Hurón
Michigan 
Tanganica
Gran Oso
Baikal 
Nyasa
Del Esclavo 
Erie 
Winnipeg
Ontario 
Balkash 
Chat 
Ladoga 
Maracaibo
Onega 
Titicaca 
Nicaragua
371.795  
82.414
69.485
65.527
59.600
58.016
32.893
31.792
30.510
29.604
28.600
25.745
24.500
19.530
18.400  
18.000 
17.700   
13.500 
9.600  
8.800 
8.200
995  
406  
81
68
229
282
1.417
413
1.620
678
614
64
18
244
26
7
225
35
100
281
70

Los lagos grandes pueden presentar características similares a las de los mares y océanos, aunque en menor escala.

Las olas generadas por el viento producen un una erosión análoga a la que padecen las costas marinas.

Los ríos que desembocan en los lagos suelen formar Deltas, como los que van al mar.

El abanico aluvial llega a invadir el lago e inclusive a dividirlo en dos Mitades.

Los lagos ofrecen también mareas que, si bien son menos notables que las marinas, tienen una mayor frecuencia: hasta 20 por día.

Estás mareas dijeras, llamadas seiches, obedecen a una diferencia de presión atmosférica entre los extremos del Lago durante las tormentas.

Con esos grandes lagos coexisten otros pequeños, que llamamos Lagunas (tarns en Inglaterra,  lochans en Escocia, étangs en Francia, billabongs en Australia).

La profundidad no está asociada con la extensión: lago de escaso tamaño, como los ubicados entre montañas, suelen ser muy profundos.

Las características de los lagos son cambiantes.

formación de los Lagos

A excepción de los lagos artificiales, la formación de cuencas lacustres obedece a fenómenos orogénicos y climáticos.

Muchos lagos son el resultado de movimientos de la corteza terrestre ( Lagos tectónicos), de la actividad volcánica o de cambios en el nivel relativo del mar.

Los movimientos tectónicos provocan el hundimiento de la corteza terrestre, creando depresiones que son llenadas por las aguas:

Es el caso de los grandes lagos africanos como el Victoria y él Tanganika, el Longh Neagh, en el norte de Irlanda y el Baikal, en Asia central.

Algunos cráteres abiertos por las erupciones volcánicas, al llenarse de agua se convierten en Lagos.

Esto sucedió con el lago Chauvet ( auvernia Francia), el cráter Lake  (Oregon Estados Unidos) y los numerosos maaren de Alemania.

La profundidad de los lagos es muy variable.

Algunos como el Victoria, el aral o él Annecy, no pasan de los 80 metros, mientras que el mar caspio se acerca a los 1000 metros y el Tanganica y el Baikal oscilan en los 1500  metros.

El Baikal es el más profundo del mundo, una de sus fosas tiene 1620  metros.

Cierto es que la superficie y el nivel de los lagos varía con las condiciones climáticas: las lluvias las sequías los deshielos afectan su fisonomía.

El lago Chad en África, se reduce a la mitad durante la estación seca.

Algunos lagos llegan a desaparecer totalmente por evaporación, por drenaje de una fuerte corriente de agua o por los aluviones.

Existen enormes salinas que se han formado tras la evaporación de lagos que alguna vez existieron.

los lagosLos lagos tienen tres distritos biológicos: el de la orilla, el de la profundidad y el de las aguas superficiales, y en ellos habitan las plantas animales y bacterias. Pero un lago no es un biotopo totalmente autárquico, ya que recibe la influencia del territorio en el que está enclavado.

grandes lagos salados

Los lagos no siempre son naturales.

El hombre, en su afán de decorar el paisaje o con fines utilitarios,  ha creado muchos lagos artificiales.

Los lagos del Bosque de Boulongne, al SO de París, son un bellísimo exponente de esa creatividad humana.

Las represas hidroeléctricas, al modificar el curso de los ríos almacenan el agua en grandes extensiones lacustres.

El mar Muerto está situado en la frontera entre Israel y Jordania, en el Asia menor.

Por su extensión es en realidad un lago: 75 km de largo, 16 kilómetros de anchura y 592 kilómetros cuadrados de superficie.

Cubre parte de una gran depresión a 425 metros bajo el nivel del mar y si la llenará toda, formaría un mar interior de 320 kilómetros de largo por 32 kilómetros de ancho, cubriendo una superficie varias veces mayor  que la actual.

La razón por la que este lago no llena toda la depresión radica en que se alimenta sólo de las aguas del río Jordán, que muere en él y le aporta el caudal de las lluvias de las montañas de Siria y el Líbano, donde nace.

Además, hay una intensa evaporación debido a las altas temperaturas de la región que suelen llegar a los 60° grados centígrados.

Junto con el agua, el Jordán depositan el mar Muerto residuos químicos ,en su mayor parte clorato sódico ( sal común) y clorato magnesico.

La concentración de sal de estas aguas es 7 veces mayor que la del océano, razón por la cual no puede haber vida en ellas.

Pero los residuos químicos que matan la vida pueden extraerse para fabricar fertilizantes.

alrededor del Mar Muerto existen varias instalaciones que se dedican a ello.

Otro gran Lago típico por su acumulación de sal es el gran Lago Salado, situado en Utah, Estados Unidos.

Por su extensión de 4690 kilómetros cuadrados es varias veces mayor que el mar Muerto.

Sin embargo, es poco profundo, razón por la cual el  lago asiático contiene 12 veces más agua que el norteamericano.

Salvo estas excepciones, la mayoría de los lagos disponen de la abundante plancton de que se alimentan numerosas especies zoológicas.

Las plantas acuáticas se nutren de diversas materias disueltas en el agua: nitratos, sales minerales, oxígeno y bióxido de carbono.

La prosperidad vegetal depende asimismo de las condiciones geológicas en qué lago se asienta.

Los terrenos calcáreos o arcillosos son más propicios que los arenosos o pedregosos.

La composición del agua se ve además influida por la acidez de las rocas, factor que también interviene en el desarrollo de la vegetación acuática.

Las especies vegetales costeras difieren de las que viven en el interior de los Lagos: juncos, hierbas y manglares proliferan en las orillas.

Donde la profundidad es escasa,ciertas plantas arraigan en el fondo y presentan hojas flotantes; otra tienen las hojas sumergidas y otras flotan libremente sin contacto con el suelo.

Sea en las orillas o en el interior del lago, las plantas necesitan luz para dotar de energía al proceso de la fotosíntesis, motivo por el cual sólo pueden vivir en las capas superiores, dónde llegan los rayos del sol.

También necesitan oxígeno y cuando éste es consumido por procesos de descomposición biológica, las plantas  sucumben.

El fitoplancton, del que se alimentan los animales acuáticos, está formado por multitud microscópicos organismos fotosintéticos.

Donde abunda, la fauna lacustre es también abundante.

Los insectos que proliferan en los lagos son numerosos.

Muchos de ellos se deslizan por la superficie como si caminaran o  patinaran sobre el agua.

Ello es posible debido al efecto de la tensión superficial del agua.

El oxígeno es vital para la vida animal.

Los peces respiran por medio de sus agallas, que son sus branquias.

También las tienen las larvas de los batracios y muchos moluscos y crustáceos.

Con estos órganos de respiración especiales, dichos animales absorben el oxígeno directamente del agua.

Pero en el medio acuático viven también animales que toman el oxígeno de la atmósfera.

Es el caso de ciertos escarabajos y chinches de agua, así como otros artrópodos y los caracoles.

Los Castores y las nutrias, que viven tanto dentro como fuera del agua, también respiran el aire atmosférico.

Esto les permite habitar aguas pobremente oxigenadas, siempre que no les falte alimento.

Almejas caracoles cangrejo gusanos viven en el lodo del fondo, alimentándose de bacterias y algas.

Los productos  químicos vertidos por las fábricas en las cuencas lacustres destruyen muchas formas de vida, causan la muerte masiva de peces y aniquilan inclusive las algas y bacterias, bloqueando de este modo el proceso de biodegradación de elementos de polución orgánicos.

La polución de los lagos deriva de los hidrocarburos, los residuos industriales, los productos químicos empleados en la agricultura y los de uso doméstico.

Cianuro, y sol disolventes orgánicos, acetonas fenoles alcoholes sulfato de sodio y detergente alquilobenceno van a parar a las aguas.

Millones de peces que explotan muertos en la superficie de los Lagos son un indicio sobrecogedor de los efectos contaminantes de la actividad humana.

El lago Erie, en los Estados Unidos, es una notable ejemplo de ese atentado contra la naturaleza:

Su superficie está erizada de manchas de aceite y surcada de burbujas de gas.

La vida acuática casi se ha extinguido en esas aguas en otros tiempos daban albergue a infinidad de especies.

La contaminación se empañan los Lagos, naturales o artificiales, de las regiones urbanas.

Lewis Thomas denuncia los lagos de Manhattan alimentados por el río East:

“El lodo de sus orillas, no es propiamente lodo de campo, sino tierra de relleno de Manhattan, basura antigua, posos de café fosilizados, hollejo y frutas: la defecación de una ciudad”.

Si alguien es sorprendido bañándose en esos Lagos, añade:

“Es enviado de urgencia al servicio de enfermedades infecciosas para recibir dosis masivas de antibióticos”.

Los lagos deben ser defendidos y conservados limpios, porque tienen una gran importancia para el hombre.

Además de destruir depósitos necesarios de agua, regulan el caudal de los ríos y evitan las intermitencias que provocan las inundaciones. los lagos desempeñan relevantes funciones geológicas y climatológicas.

Al igual que los mares, ejercen un efecto moderador sobre las temperaturas extremas en invierno y en verano, de día y de noche.

Filtran la capa de sedimentos transportados por los ríos, que se deposita en su fondo.

Regulan el caudal de agua que reciben las llanuras circundantes.

Al retener el exceso de agua fluvial, impiden las inundaciones.

Durante la sequías, sirven como reserva de agua a los ríos que de tal modo, apenas parecen los efectos del estiaje.

Finalmente, el encanto y la belleza de los paisajes lacustres, intensamente explotados por el turismo organizado, crean el ambiente de sosiego y serenidad que el hombre necesita para su descanso y recreación, para el placentero disfrute de la naturaleza.

los lagosLa rana verde, un batracio insectívoro, es esencialmente acuático; habita en las aguas corrientes o estanca y se la encuentra a orilla de los Lagos, pantanos, arroyos y ríos. Para protegerse, busca parajes cubiertos de hierba.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.